En el fondo

A veces sueño que me rodea el silencio, que las olas de un mar sigiloso y frío me tragan y me llevan hasta el fondo. Me siento feliz, en esos sueños. Mis memorias se condensan, mis miedos se dilatan y se extienden como sombras en el fondo de un río.

Yo soy ese mar, que azota tranquilo las costas de la playa, sintiendo apenas el cosquilleo de la arena. Yo soy esa arena, arrastrada de costa en costa, viajante eterna e involuntaria. Soy esa arena en el fondo, a oscuras, donde se ocultan peces y secretos.

Pero no estoy solo. Es esa la mayor contradicción, la mayor duda, el mayor dolor. Soñar con la soledad, pero temerla. No querer dañar a los demás, pero no poder evitarlo. Querer a quién no debo querer, estar donde no debo estar. Porque mi sola presencia cambia, porque no soy un fantasma, porque cada conflicto, cada rama rota, cada tropiezo, es un ataque contra mí mismo.

A veces sueño que me rodea el silencio, que estoy atrapado en el fondo de un mar frío y oscuro. Me siento triste, en esos sueños. Mis memorias se condensan, mis miedos enfurecen y se agrandan como sombras en el fondo de un río. No soy ese mar. No soy esa arena. El camino se bifurca.

Un comentario sobre “En el fondo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s