No es cierto



Se despierta cada día tarde, después de las una.

¡No lo pienses!

Se siente como un yunque, los huesos le pesan. Le cuesta levantarse.

¡No lo pienses!

Medio dormido, toma la misma silla de siempre, e inicia la misma búsqueda. El mail, luego los manga, luego el mail de nuevo. Revisa distraídamente YouTube, pero es muy temprano aún.

¡No!

Camina lentamente a la ducha, y el espejo lo ataca con su imagen. Se siente más viejo que antes, pero ciertamente se ve más gordo, más doblegado, quizás más triste. Prende el agua y usa la Tablet mientras espera que se caliente.

Todavía no, por favor…

La ducha hierve, pero le gusta así. Le duele un poco la espalda, pero el agua lo ayuda. Se sienta en el piso y piensa. La mente divaga…

Por favor…

La llave chirrea cuando la cierra. Se siente renovado. Camina hacia el sillón, y recibe un mensaje en el teléfono. Como una tormenta, las ideas se derrumban, y entre las ruinas se oculta ese pensamiento. Y lo piensa. Y cae en picada.

N
  O
                E
                 S
                 
                   C
                                I
                                                E
                                                                R
                                                                                T
                                                                                                O
Pero lo es.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s