11

Soy un eco, la sombra de un punto en un radar.

Son las piezas de un secreto, los cimientos de algo oculto.

Quiero correr, pies ligeros sobre un campo infinito, el viento atrás.

Siente que las paredes son una prisión, a pesar de construirlas.

Espero dejarme a mi mismo atrás, alejarme de mi sombra hostil

Si corre, se fragmenta. Son dos, somos dos. Uno quiere quedarse.

¿Qué veo en este rincón, esta ventana que revela una pared?

Es ciego, ciego a la belleza del moho entre las grietas.

Hay tanto que ver afuera, quiero ser una parte del todo.

No puede ver, es imposible escapar de lo que está adentro.

Sin correr, sin quedarse, somos el hombre atrapado en su indecisión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s