Olvidado

Me olvidaron, una vez, durante esos difusos años de colegio. El cielo cambiaba de naranjo a ese azul que tiende a negro, y las salas empezaban a teñirse de los tonos de la noche. Nunca había estado tan solo, nunca había visto al colegio cambiar tanto, nunca había sentido que la espera era eterna, que nunca llegarían a buscarme, que las salas eran como la boca de un lobo, atrapándome para siempre. Cuando llegó, sentí mis miedos disiparse, que ya nada importaba ahora que iba rumbo a casa. Pero el recuerdo queda en mi memoria, esa certeza de ser olvidado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s