Erosión

 

Es muy difícil percibir el cambio que genera cada ola. La playa se ve idéntica día a día, semana a semana. La misma arena, las mismas olas, la misma sal. Pero cada ola que moja los faldones de la playa, cada una, erosiona la tierra, la hace más fina, poco a poco, segundo a segundo.
Es muy difícil percibir los cambios a largo plazo. El aquí y el ahora toman precedencia, seguidos por el mediano plazo. Cada cosa que hacemos, sin embargo, entra en todas las categorías. Los cambios a corto plazo impactan el mediano plazo, y afectan el largo.
Es imposible percibir todas las rutas a las que llevan nuestras acciones. Algunas, quizás, son percibibles apenas, como una isla lejana, o como una ventana mojada por la lluvia. Pero nuestras olas siguen erosionando la arena. Cada acción lleva a mil acciones, cada posibilidad lleva a mil posibilidades. Tomamos un camino, dejamos miles atrás. Y seguimos caminando, porque si viéramos todas las rutas, serían tantas que no podríamos elegir. Con el tiempo, otras olas borraran nuestras huellas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s