Búsqueda y Objeto


Buscar es un concepto interesante. En general, cuando se inicia una búsqueda, lo que esta conlleva, su final, es el objetivo central. Si estoy buscando una llave perdida, por ejemplo, el momento de la búsqueda en sí es desesperante: necesito la llave, no puedo encontrarla. Cuando al fin la llave es hallada, entonces se cumple el objetivo, y la frustración se disipa. Si no es encontrada, la búsqueda ha fallado su objeto.
No todas las búsquedas comparten aquel objetivo, sin embargo. A veces, el objetivo central de la búsqueda es tan solo buscar. Si siento que soy incompetente, por ejemplo, que no merezco nada, simplemente tomar la decisión de buscar trabajo es el objetivo en sí: al hacerlo, salí de mi círculo de desconfianza, e incluso si no encuentro trabajo, he dado un paso muy grande que me liberará de mis propias desconfianzas.
Al final, la vida es un ciclo de búsquedas, de caminos, de enfrentamientos. Sin importar su objetivo central, su origen, su final. Solo queda seguir buscando. Espero que esta necesidad de búsqueda, de exploración, se mantenga fuerte durante toda mi vida. Y de la suya, estimados lectores, que llegaron aquí, quizás sin saber lo que buscaban.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s