Mejores palabras

Hace poco leí sobre un autor al que consideraban “mejor ensayista que novelista” y eso gatilló reacciones bastante fuertes en mí. La primera es visceral: ¿Por qué? ¿Qué derecho tienen a decir eso quienes escribieron el artículo? La segunda, más pensada, más fría, y más terrible: ¿Aplicará este juicio a lo que yo escribo?
Al final, no importa lo que yo piense de mi mismo. Lo que los demás ven es, más que nada, lo que queda. Mis pensamientos se van a borrar con el tiempo, pero mis acciones y lo que otros piensan de ella se mantendrán por más tiempo. ¿Qué importa si me gustan más los cuentos que los ensayos, si la gente piensa que soy mejor ensayista que cuentista? Puede que afecte el volumen de trabajo que le dedique a cada tema, pero al final, el juicio va a quedar encima.

Creo que es importante que pensemos en el poder que tienen las palabras. Algo pequeño puede ser gigante en la mente de otra persona. Algo gigante puede se inexistente. Algo inocuo puede ser el detalle más importante. Y al final, no podemos saber cómo lo que decimos afecta a otros, ni tampoco como nos va a afectar a nosotros mismos. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s