La cultura del ataque sin nombre

Nuestra época, el siglo XXI, se va vuelto cada vez más políticamente correcta, causando una “censura” (que puede verse tanto negativamente como positivamente) a toda noticia, evento, o incluso opinión que se considere ofensiva, cambiando la forma en que nos comunicamos. Una consecuencia de este cambio es la siguiente: el ataque sin nombres.
Como no es posible insultar directamente a las personas, quejarnos contra alguien, o insultar, entonces utilizamos la internet como conducto de nuestra rabia y enojo, insultando o criticando a un ente sin rostro, sin nombre. Un ejemplo de esto sería “Me cargan las personas que no dan propina”. En vez de ver a esa persona especifica que viste, que no dejó la propina, hablo de todas, miles de rostros que pueden existir o no existir, que tienen sus propias historias y razones.
Este ataque es poco comprometido, porque no ataca a nadie en específico, es escupir al aire sin consecuencia ni castigo. Como muchas veces estamos rodeados de gente que opina parecido, el post se convierte en un eco de voces que repiten lo mismo.

Lo he dicho desde el principio, pero lo repetiré una vez más: tener un ojo crítico es fundamental. Esa crítica no solo se dirige a los demás y a lo que ellos piensan, sino que también a nosotros mismos, lo que pensamos, lo que somos. Si no lo poseemos, nos mantendremos estáticos e inalterables, incluso cuando nos equivocamos. Gracias por leer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s