Mil Caras

Hola, mis estimados. En los últimos meses he cumplido admirablemente mi meta de actualizar una vez por semana, cosa que me alegra sobremanera. Lamentablemente hoy será el momento de romper ese ciclo. Durante esta semana, y gracias a un gran numero de trámites que hacer, estoy muy agotado para hacer un post que iguale la calidad de los que pongo semana a semana. Eso no significa, sin embargo, que los vaya a dejar sin nada. Tengo una reflexión que me gustaría compartir, y, si es que están dispuestos a comentar, a discutir.

Pasa que, con el tiempo, me he puesto a pensar sobre lo que es uno mismo para otras personas que simplemente pasan a nuestro lado. Para ellos, eres una cara sin un nombre asignado, un conjunto de características físicas que ignoran. Para algunos, tus características son algo agradable. Para otros, tus características automáticamente lo ponen en tu contra, a veces incluso a pesar de ellos mismos. En el mundo, cada persona, dentro de su cabeza, es un protagonista, y tu mismo serás un personaje secundario o terciario para muchas personas. Para otros, unos pocos, tendrás co-protagonismo. A veces, incluso, vas a ser el villano.

Para ejemplificar esto, podemos ver a un trabajador despedido de su empresa. Si lo vemos desde su perspectiva, su jefe es el villano, ya que lo despidió. Sus compañeros de trabajo se dividirán entre aliados, neutros y enemigos, y el mismo será el protagonista. En el caso del jefe, puede ser que la razón de sus acciones haya sido por pérdidas en la empresa, o por el bajo rendimiento de su trabajador. Para él, el trabajador es el antagonista, y como jefe, no ve a los demás empleados como enemigos o aliados, los ve como subordinados.

Es difícil para alguien simplemente viviendo ver todas las caras, todos los protagonistas. El mundo es una historia donde ninguno de nosotros es el centro, y donde todos lo somos. ¿Están de acuerdo conmigo? Discutan, si lo desean. Si no, incluso así, ¡
gracias por leer!

2 comentarios sobre “Mil Caras

  1. Como suelo decir… \”todo depende de la perspectiva desde la cual se mira\” 😉 Eso sucede en todos los aspectos, incluso como dices, con las personas… puede que pensemos que el otro está equivocado, o haciendo lo que no debería hacer, o de una forma que no debería hacerlo, cuando no sabemos si realmente no hay una razón por la cual lo hace, o si tal vez el otro hace las cosas de una manera que aunque nosotros no lo sepamos, si es correcta…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s