El análisis y la visión

El análisis es un lente, un prisma. Como una buena lupa, nos permite acercarnos a las cosas, verlas en detalle, analizarlas, e incluso descubrir elementos que no conocíamos. Mientras más nos acercamos al detalle, más cosas increíblemente específicas podemos ver. Pero como toda lupa, el vidrio solo cubre una parte de lo que analizamos, y acercarnos nos hace perder la visión completa. Esto, me parece, tiene que ver con la forma humana de ver el mundo.

Nuestra visión es increíblemente sofisticada y compleja, y nos entrega una herramienta extremadamente útil para comprender lo que nos rodea, pero como todo lo humano, no es completamente exacta. Con la lejanía, las cosas se ven más pequeñas. Cuando nos acercamos, es posible ver muchos más detalles. Me parece, aunque esto no está fundado en ningún estudio científico metódico, que esta forma de ver se conecta con nuestros métodos de análisis. Al igual que nuestros ojos, es posible analizar una gran cantidad de información, pero nunca en detalle. Cuando comenzamos a centrarnos en algo, perdemos parte del panorama general. Es imposible conocer todo con perfecto detalle, pero si es posible conocer una cosa de esa manera. Esto está presente en todos los aspectos de nuestra vida: conocemos el nombre de nuestro gato, y su personalidad, pero es imposible que nombremos a todos los gatos. Mientras más nos alejamos de nuestro gato, más podemos conocer detalles generales: el gato  es un mamífero. Los mamíferos son un tipo de animal, y los animales son parte de la fauna de la tierra. La lupa se aleja: no podemos conocer en detalle a cada uno de estos animales, pero tenemos una idea, un bosquejo, de cada uno.  Vemos mucho más, pero lo que vemos es borroso, más incompleto.

La sociedad moderna funciona de esta forma. Nos especializamos en áreas, un pequeño metro cuadrado del conocimiento terriblemente especifico que hacemos nuestro, que se convierte en lo que somos. Ya se han ido los tiempos de los generalistas, de los genios multidisciplinarios como Da Vinci, en los que un hombre intenta alcanzar todo el conocimiento. Como es bien sabido, mientras más sabemos, más nos damos cuenta de lo que nos falta por saber. El mundo moderno ha revelado un vasto océano de conocimiento, y cualquiera con suficiente inteligencia se dará cuenta, tarde o temprano, que es un océano imposible de navegar con solo una persona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s