La escala de la novela fantástica

Todos conocemos las novelas fantásticas. Pocas personas no han leído “Harry Potter”, o “El señor de los anillos”, en estos días en que sus películas y libros han alcanzado fama entre el público en general. No todas las novelas, sin embargo, siguen las mismas normas. Existe una escala de subgéneros.

En la parte más profunda de nuestra lista, donde la fantasía se hace parte de la vida común y corriente, se encuentra la “High Fantasy”, donde encontramos mundos totalmente distintos al nuestro que toman la magia y la fantasía como algo común. No necesariamente todos los personajes están en una aventura o tienen poderes mágicos, pero este tipo de cosas son suficientemente comunes como para que no sea extraño que pasen. “El señor de los anillos” es el ejemplo primordial de este subgénero, donde el mundo de la historia es diferente al nuestro (aunque se asemeje metafóricamente) y lo que sucede sale de lo explicable con las normas de nuestro mundo. Ejemplos de este tipo de elementos es la magia utilizada por ciertos personajes (Gandalf, Saruman, el mismo Sauron) o las razas que muestra el mundo (Elfos, enanos, hobbits, etc.). La diferencia más importante de este mundo con el nuestro es como se toma lo fantástico: A pesar de que es algo extraordinario, en este mundo es algo relativamente común.

Como reverso de esto, se encuentra la “Low Fantasy”, que generalmente sucede en el mundo real. En “Harry Potter”, a pesar de que existen elementos fantásticos claros y definidos, estos se ven como algo increíblemente fuera de lo común. La magia es tan extraordinaria en “Harry Potter” que los magos deben esconderla de las personas que no la poseen. Es algo completamente irracional en un mundo racional.

Ademas de estos dos subgéneros, es posible ademas definir que tan proclive a la magia/elementos fantásticos es el mundo en el que se desarrolla nuestra historia. Si esta proclividad es muy alta, entonces el personaje principal podría tropezar con una roca y encontrar un anillo mágico de increíbles poderes, ya que son algo muy común en el mundo. En medio de esto, en un mundo con magia conocida pero menos común, podría encontrarse un mundo con un circulo de magos muy cerrado y pequeño, que son conocidos pero alejados del mundo. Finalmente, en el limite, podemos pensar en un mundo donde solo una o dos personas tienen poderes mágicos.

En conclusión, definir el mundo de una novela fantástica es una tarea compleja e interesante en su creación. Espero que esta pequeña explicación sirva para clarificar y empujar a futuros escritores del genero. ¡Gracias por leer!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s