El experto ante el mundo

Cuando era más joven veía a las personas expertas en su área como dioses de su expertice. Sabían tanto que era imposible que se equivocaran sin que fuera algo de fuerza mayor, un problema con los materiales, un pequeño error en el camino. Ahora me doy cuenta de lo equivocado que estaba.

Un experto es, como lo veo ahora, una persona informada de su tema, pero no por eso conoce todas las aristas. Mientras más entro de lleno en mi carrera (Licenciado en literatura si les da flojera leer mi biografía) más me doy cuenta que sé demasiado poco, que lo que aprendí es solo la introducción a un iceberg tan grande que parece infinito. Eso me atemoriza, pero también me llena de una curiosidad imperturbable. Y es eso mismo lo que creo que sienten todos los expertos. Uno los llama cuando necesita algo bien hecho, y parece que saben lo que están haciendo, pero realmente solo se dan cuenta de sus limites, pueden organizar bien lo que conocen y lo que desconocen, ven el terreno infinito que se forma adelante y saben delimitar sus formas pero no por eso conocen todas sus peculiares características. Esa conciencia, ese mismo miedo mezclado con curiosidad que siento ahora, es lo que alcanza un experto. Y cuando al fin ese experto conoce lo máximo que puede y esta dispuesto y preparado para trasmitirlo, se convierte en un maestro.
Eso, o lo que pienso son tan solo ilusiones mías, que nadie comparte, y todo tiene otro sentido que me es imposible comprender. Lo infinitamente correcto no existe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s