La puerta entreabierta



[Creditos a Rayan por la imagen y la proposición del cuento. Gracias!]


La noche mantenía alerta sus sentidos, sus sabanas un frágil escudo ante los enemigos invisibles, las armadas del enemigo eterno, el ojo que mira en la oscuridad, la sombra espía e inescapable, la luna traicionera que gravita en el cielo impermeable. El día llevaba a la espera, el tictac del reloj que llevará de nuevo a la noche, la falta de sueño que nubla los sentidos y los deja entrar, el rayo de luz de la puerta que ilumina sus ojos. Ya vienen, se acercan, quiere cerrarlos pero no puede evitar mirar a la muerte en la cara.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s