Dolor de Cabeza

Me duele la cabeza. El mundo se ve afiebrado en mis ojos, como una mancha de tinta desdoblándose sobre el lente de una cámara. Un día pensé que podría entenderlo por completo, pero verlo así me llena de una extraña comprensión, la certeza volatil de que es imposible, de que el conocimiento obtenible es un finito dentro de un infinito, que un grano de arena cuenta tanto como una pisada, que quizás algún día soñare con el infinito y moriré cien veces, que dormiré verdaderamente, que sabré lo que es el descanso, la mente vacía, el zen. El mundo es una serie de puntos brillantes que solo podemos ver porque nuestra vista es imperfecta. Solo podemos conocer el mundo porque no nos damos cuenta de que es imposible hacerlo verdaderamente, que nuestros intentos son inútiles, que el tiempo es corto y solo podemos tener la experiencia de lo efimero, de lo secundario. Me duele la cabeza… y pienso demasiado. La luz me distrae y me olvido. El sueño me busca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s