Face to Face

Tu y tu imagen son como un espejo, ambas tu misma, ambas otra, ambas alejadas y cambiantes, cercanas y distantes como un recuerdo antiguo atascado en la memoria. Ambas aparecen de noche, furtivas cual gato oscuro, sigilosas como la oscuridad. Mis ojos solo pudieron ver una, vuelta espuma en una hora como un embrujo. La otra aparece desde lejos, humo rociado sobre humo, imagen difusa que se muestra apenas, cuando ella quiere, cuando la luna se corona sobre el reloj de una bibilioteca llena pero vacía. Solo queda el dialogo binario y etereo que siempre parece fugaz, que siempre es fugaz para mí. La soledad es más espesa cuando desapareces, cuando la gente de la biblioteca al fin entrega sus diarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s