Observador

Desde muy pequeño, desperté siempre con sus ojos espiando cada uno de mis movimientos. En la cuna lo evadía escondido entre mis mantas, pero lo sentía vigilando, con su mirada que parecía llegar hasta lo más profundo, hasta lo más oscuro de mi alma. A media que fui creciendo aprendí a ignorarlo, a pretender que no existía. Cuando al fin pude caminar me dedique a explorar la casona crujiente en la que habitaba, esquivando su presencia lo más posible. Si no lo sentía a mis espaldas el mundo era claro y brillante, una caja de magia y misterios que debía explorar.
En la noche, sin embargo, su espíritu me envolvía y tenía pesadillas. Mil ojos inhumanos se multiplicaban y seguían cada movimiento que hacía, abriendo sus parpados sangrientos entremedio de las paredes. Cada noche el sueño se sentía más real, cada vez aparecían más ojos que cubrían más y más partes de la habitación. Primero fueron las cortinas, luego el techo. Pronto tomaron mi cama… no pude soportarlo más cuando empezaron a salir en mis manos y en mis brazos. Desperté gritando cada noche.  Hasta la adolescencia dormí con mis padres, y a pesar de querer salir al mundo crecí enfermizo por mi falta de sueño, forzado a estar en cama. Cuando cumplí los catorce años intenté enfrentarlo, acostado solo en mi habitación, mirándolo a los ojos. Sus pupilas siempre descubiertas tenían un color rojizo, inhumano. Quieto, parecía un rey mirando a un mísero esclavo, esa mirada que se lanza a un inferior que vale poco, pero que es necesario disciplinar. Su sonrisa regal mostraba la actitud de quién sabe que debe ser adorado. Yo no lo haría. Mantuve la mirada hasta que un extraño sonido hizo temblar mi ventana. Sobresaltado, me di cuenta a través de las cortinas de la forma de un ojo. Desesperado, tomé las tijeras que había apartado y me lancé a él, cortándolo para siempre… Pero sus ojos ahora eran míos. Mi cuerpo… mi cuerpo son ojos, mis manos son conjuntos de ojos. Cuando mi boca empezó a convertirse en ojo solo pude gritar en silencio:
“¡ESE CUADRO, ESE MALDITO CUADRO! “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s