Sobre el orgullo

Soy orgulloso. Y no estoy orgulloso de serlo.

A través de la mascara de la falsa modestia mis ojos esconden algo horrendo, que no quiero mostrar. Algo que me impulsa a alejarme, a mantenerme atrás y a sentirme superior sin serlo. Me engaño a mi mismo diciéndome que sé más que el resto, que mis años de lecturas y de datos (tantos datos) son suficientes para ser mejor que cualquier otro, para que mis opiniones invaliden todo el resto, para no tolerar ninguna critica, para que mi vida sea la única vida. No creo, ahora mismo, que sea así.

Me enoja no poder tragarme el orgullo y ser verdaderamente libre de prejuicios y de tantas cosas falsas, y eliminar estas ganas de creer que todo lo que hago o pienso es perfecto, libre de mancha y que en verdad es arte y el arte flota por si solo y si opinas lo contrario es tu opinión contra la mía y contra la de otros que creen lo mismo, que yo solo tengo la clave del universo pero todavía no me doy cuenta y soy un genio (en potencia) que simplemente todavía no ha sacado sus alas. Pero no es así.

Sin multiplicidad de opiniones solo quedan espejos que se reflejan a si mismos, distoricionandose hasta el infinito. Y el orgullo se multiplica de la misma forma.

Un comentario sobre “Sobre el orgullo

  1. Quizás no sea verdad, pero una persona orgullosa también va de la mano de una persona que ansia y aspira a más, varias veces de mala manera y sin poder conformarse de las cosas que tiene. Disfrutar de lo que tienes y tratar de luchar por no ser tú (tu orgulloso tú) es difícil. Ánimos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s